Denunciamos las irregularidades contra personas migrantes en la frontera sur

Comunicado sobre las irregularidades cometidas con las personas migrantes que llegan por la frontera sur del Estado Español

 

El pasado miércoles 27 de junio, alrededor de las 21h, llegaron a la sede de SOS Racismo Madrid un grupo de 12 personas. En un primer contacto, nos informaron de que llegaron a las costas españolas en una embarcación el 24 de junio. Posteriormente fueron trasladados a Málaga, desde donde las entidades encargadas de gestionar su situación migratoria les compraron un billete de autobús hacia Madrid con la única dirección de SOS Racismo Madrid apuntada en un papel.

Tenemos constancia de que no es la primera vez que ocurren hechos similares, y que en los últimos días se ha venido realizando el traslado de personas recién llegadas a España por la frontera sur y que luego son trasladadas, a los pocos días, en autobuses a diferentes puntos del Estado español como Euskadi, Madrid o Barcelona, a donde llegan sin ningún tipo de cobertura humanitaria, legal, sanitaria, económica o de cualquier otro tipo.

Como venimos observando junto a otras organizaciones, este traslado se realiza sin coordinar ni contactar con las entidades que se encuentran en las ciudades de destino y sin valorar las circunstancias personales. Asimismo, nos consta que tampoco se realizan las pertinentes atenciones sanitaria, psicosocial y jurídica que permitan identificar a menores, a solicitantes de protección internacional, víctimas de trata y otros perfiles de personas en situación de vulnerabilidad.

Por todo ello, y ante los hechos descritos anteriormente, queremos denunciar lo siguiente:

  1. Al Estado por sus políticas migratorias que no cumplen con el derecho internacional en materia de migración y refugio, condenado así a las personas migrantes y refugiadas a la exclusión, la criminalización y la muerte como ocurrió en el Tarajal en el año 2014.
  2. A los ayuntamientos por no destinar los recursos que muchas veces han venido prometiendo con las campañas de acogida y que se ponen de perfil cuando se producen situaciones de este tipo. Esto nos lleva a cuestionarnos si estas promesas, lideradas por los ayuntamientos del cambio, obedecen más a una cuestión de discurso que a un verdadero interés por cambiar la situación y desarrollar nuevas políticas en materia migratoria.
  3. A las organizaciones no gubernamentales que dan la primera ayuda en la frontera y que no están cumpliendo con los mínimos exigibles en atención humanitaria.

Y exigimos:

  1. Que el Estado cumpla con el derecho internacional en materia de migración y refugio y pongan fin a las políticas racistas.
  2. Que los ayuntamientos, especialmente los que se denominan del “cambio”, se impliquen política y económicamente en desarrollar nuevas formas de actuar con respecto a la migración.
  3. Que las organizaciones no gubernamentales cumplan con los mínimos de atención humanitaria en frontera.

Desde SOS Racismo Madrid consideramos que esta situación demuestra una vez más el racismo institucional presente en el Estado español y la Unión Europea, con unos mecanismos que no permiten a las personas migrantes ejercer sus derechos fundamentales y que las somete a la exclusión, la criminalización y la muerte.