Debate: Extrema derecha y medios de comunicación

La extrema derecha y los medios de comunicación o, cuando los fascistas se van de vacaciones

Moha Geherou, activista en SOS Racismo Madrid y periodista de eldiario.es y Nuria Alabao, de la Fundación los Comunes y periodista de CTXT debatieron el pasado jueves 31 de mayo en La plaza De los Comunes sobre la latente relación de los medios de comunicación y la extrema derecha, en un acto organizado por MADRID DIVERSA.

Karen Chumpitazi

La situación es clara, para estos dos periodistas y activistas. Los medios de comunicación muestran cada vez mas una extrema derecha como el buen ciudadano de a pie, el orgulloso español obviando el racismo y xenofobia incipientes en su ideología.

El encuentro comenzó hablando sobre la reinvención estética del fascismo y en consecuencia el renovado interés de los medios de comunicación por acercar a estos grupos a sus espectadores. Sin duda, la forma que tienen muchos medios de comunicación de definir a grupos fascistas en sus artículos contrasta con la imagen en la que revisten a la extrema izquierda, por ejemplo, raramente tenemos un enunciado como “lobo solitario” o “acciones de la izquierda” para actos violentos de la extrema derecha.

Uno se pregunta, al igual que Nuria Alabao, si será más agil la derecha al usar las plataformas como los medios de comunicación. Mediante los nuevos medios de comunicación la derecha ha logrado transmitir a más personas sus mensajes racistas disfrazados de amor a España. Apunta Nuria que las nuevas agrupaciones fascistas “no se muestran con la típica simbología de cabezas rapadas o esvásticas visibles, pero trabajan exponiendo sus ideas racistas en lugares como “Hogar Social” en Madrid o “CasaPound” en Italia.

Finalmente, para Nuria deberíamos actuar desmontando, señalando y trabajando en la sensibilización en los barrios, esas son las vías en las que se debería actuar en contra del avance del fascismo.
Captura de pantalla 2018-06-04 a las 20.53.06
Después intervino Moha Geherou, para quien lo más visible en esta nueva derecha es la renovación estética y en su discurso. Con Hogar Social Madrid se aprecia claramente, pues muestran un discurso animalista y de defensa de los trabajadores, pero mantienen el discurso racista. No debemos de olvidar que este grupo empezó repartiendo comida a solo españoles.

Moha nos mostró como diferentes medios relatan noticias psicotrónicas del calibre de: “¿Dónde van los fascista españoles de vacaciones? ó “Ustedes lo llaman terrorismo. Yo lo llamo patriotismo”: las consignas del acusado de matar a dos personas que defendieron a dos mujeres de sus ataques verbales en Portland” donde se busca desarrollar una historia que cause empatía con el racismo.

Este tipo de noticias coloca a una persona con ideas reversivas como una persona simpática agradable, como tú y como yo pero con el pequeño detalle de seguir ideas racistas que quizá si el que lo lee no entra en el abanico de personas a las que este racista desprecia, puede sentirse seguro, tan seguro que puedes permitirte hacerles este tipo de simpáticas entrevistas.

El siguiente tema presente es el desequilibrio entre lo que muestran algunos medios periodísticos frente a agresiones de grupos de izquierda a grupos de derecha. Ciertos medios visten a un ciudadano con ideología de extrema derecha como un ciudadano corriente que es agredido por su amor a España, disimulando así la importancia que tiene pertenecer a grupos con dicha ideología.

Otro tema por señalar es la normalización de los medios de comunicación frente a las actividades de grupos nazis y si a ello le sumamos las nuevas etiquetas como “alt-right” o “derecha alternativa” utilizadas por los medios para renombrar de una forma aceptable y cercana al publico a grupos con clara ideología fascista, tenemos un caldo de cultivo perfecto para el avance del Fascismo.

Por otra parte, se destaca el hecho de que únicamente se presta atención al avance del fascismo cuando puede afectar a población no racializada y uno se pregunta ¿dónde estaban todos esos medios que hablan del auge de la extrema derecha cuando atacaban a población de etnia gitana, de color, etc?

Moha propone como ejemplo de medios contra el racismo la cuenta de twitter: @yesyoureRacist cuenta que sirvió para denunciar participantes de la marcha racista de Virgnia en estados Unidos, señalándolos y difundiendo su imagen.  Además, propone una lectura de la guía publicada en la web de EsRacismo: “Guía rápida para combatir la islamofobia en Twitter”

Tras las exposiciones se abrió un turno de debate y entre otros temas se habló de la izquierda anti-racista y la necesidad de que se trabaje más en los barrios; la influencia de la transición y como permanece mucho el franquismo en las instituciones y por tanto la desigualdad en el trato frente a ataques de ideología fascista frente a los de izquierda, la necesidad de redefinir el termino fascismo, pues este término se ha quedado obsoleto para esta nueva manera en la que el fascismo se muestra.