La policía pretende expulsar esta madrugada a la persona que afirma haber sufrido agresiones en el CIE de Aluche y a varios de los testigos

Comunicado de 2 de agosto de 2017

Ayer, 1 de agosto de 2017, SOS Racismo Madrid interpuso una denuncia en el Juzgado de Guardia ante los hechos ocurridos el 31 de julio en el CIE de Madrid.

El día 31, a la hora de la cena, una persona interna manifestaba una queja por la comida que estaba recibiendo, cabe recordar que hace apenas un mes el Juzgado de Control del CIE emitía un auto exigiendo comida digna para las personas internas. Tras esta queja, la persona relata que tres agentes de policía se acercaron y le agredieron, propinándole una patada en la pierna, un puñetazo en la oreja y diversos más en la espalda. Según refiere, los agentes no llevaban la placa identificativa incumpliendo de este modo la normativa así como el auto del pasado mes de julio que recordaba a la dirección del CIE la obligatoriedad de esta medida. Según manifiestan las personas afectadas, la policía se llevó a la persona que denuncia las agresiones y le aislaron en el pasillo de ingresos hasta la medianoche. Las protestas posteriores vinieron a causa de estos hechos, sus compañeros manifestaban que querían que volviera con ellos, por lo cual, ninguno de ellos cenó.

A la mañana siguiente, la persona que relata las agresiones, acudió al servicio médico del CIE donde le dieron una pastilla, un ibuprofeno según su testimonio y donde no le facilitaron el obligado informe médico, incumpliendo de nuevo la normativa.

SOS Racismo Madrid ha tenido constancia de que la persona que relata haber sufrido agresiones el pasado 31 de julio ha recibido una notificación de vuelo para ser deportado la próxima madrugada. Del mismo modo, varios de los testigos han recibido dicha notificación.

La expulsión de estas personas impide la investigación de los hechos denunciados así como dirimir las responsabilidades y hacer justicia con la persona que denuncia las agresiones.

No es la primera vez que esto ocurre como alertan las diferentes organizaciones de defensa de los Derechos Humanos. Estas expulsiones contribuyen a perpetuar la opacidad en los CIE, la impunidad y violan los supuestos más básicos del Estado de Derecho.

SOS Racismo Madrid ha presentado una queja esta misma mañana al Defensor del Pueblo y al Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura a fin de que se paralicen estas deportaciones y puedan investigarse los hechos.

Etiquetas: ,