Manifiesto en el Día Internacional por la Eliminación de la Discriminación Racial

Un año más, y coincidiendo con el Día Internacional contra la Discriminación Racial, celebramos las Jornadas Antirracistas, bajo el lema “Stop al racismo en redes sociales”.

Aprovechamos esta fecha para recordar algunas de las cuestiones que nos preocupan en este año 2017.

Nos inquietan las recientes recomendaciones de la Comisión Europea en materia de política migratoria: ampliar el plazo de internamiento de las personas con orden de expulsión, y financiar mediante acuerdos con terceros países (Libia, en este caso) nuevos centros de internamiento fuera de nuestras fronteras. Con esto, lejos de acelerar los procesos de expulsión, como se argumenta, lo que se hace es crear un marco más laxo, más vulnerador de derechos y con mayor indefensión para las personas afectadas, reduciendo, además, las posibilidades de fiscalización por parte de las organizaciones de la sociedad civil. Y mientras esto sucede, los gobiernos europeos siguen olvidando sus compromisos en materia de asilo.

Comprobamos, además, que la exclusión sanitaria sigue siendo una realidad ante la cual ayuntamientos y comunidades autónomas no pueden hacer más que poner parches: para revertir la situación se precisa una actuación a nivel estatal que sigue sin producirse.

Seguimos echando en falta una política integral de igualdad de trato, que contemple mecanismos efectivos de lucha contra la discriminación y con una adecuada dotación presupuestaria para desarrollar actuaciones en el ámbito educativo, laboral o cultural.

Y está, por último, la batalla del discurso: tópicos racistas, actitudes xenófobas, islamofobia Dedicamos las jornadas este año al racismo en las redes sociales para así poner de relieve cómo este tipo de narrativas encuentran allí su refugio y su altavoz, pero también cómo es posible, mediante estas mismas redes sociales y respetando la libertad de expresión, contrarrestarlas, fomentando una línea de pensamiento antirracista fuerte y basada en argumentos. No sirve la indiferencia. Reaccionar al racismo que se transmite a través de las redes sociales es importante, especialmente, por el papel que juegan para las generaciones más jóvenes, siendo un medio básico para informarse, crearse una opinión, relacionarse… y también, ¿por qué no? para movilizarse y protestar.

Este año 2017 es un año especial para nosotros, ya que estamos de aniversario: SOS Racismo Madrid cumple 25 años. Un cuarto de siglo. No habría sido nada fácil para una organización como la nuestra, de vocación fundamentalmente voluntaria, seguir adelante tanto tiempo si no fuera por el esfuerzo de tantas personas que, con generosidad, han ido uniéndose a SOS Racismo y tomando el relevo. El ver cómo cada año se incorpora gente joven con ganas de luchar contra el racismo, la xenofobia y la islamofobia nos enorgullece, nos llena de agradecimiento y nos da fuerzas para seguir.

A todas las personas que formaron, forman y formarán parte de la comunidad de SOS Racismo, gracias.

Boyano_Daniel_1.jpg“No a las fronteras”, Daniel Boyano. Premio del Jurado del concurso de fotografía 2017.

jornadas 2017 RGB-06