Comunicado por el tratamiento en medios de comunicación de los sucesos del 2 enero en Madrid

El viernes 2 de enero de 2015, dos sucesos sacudían Madrid. A media mañana, la estación de Atocha era desalojada debido a un aviso de bomba en un tren procedente de Alcalá de Henares. Rápidamente la policía detenía a Jamal, un chico con trastornos mentales que había amenazado con suicidarse en el interior del tren, pero que ni portaba explosivos ni tenía vínculo alguno con redes islamistas. Poco después y no lejos de Atocha, hacia el mediodía, Francisco Javier, agente de la Policía Nacional, fallecía arrollado por un tren de cercanías en la estación de Embajadores tras caer a la vía arrastrado por una persona a la que estaba identificando, que también cayó a la vía y se encuentra hospitalizada en estos momentos. Buena parte de los medios que se han hecho eco de estos acontecimientos no han tardado en darle un tratamiento sesgado a la información, destacando el origen y la ascendencia de las personas implicadas en ambos sucesos.

Compartimos el miedo que han podido sentir los pasajeros del tren de Atocha en el escenario de los atentados del 11M que costaron la vida a tantos madrileños. Y sobre todo, lamentamos la muerte de Francisco Javier en tan trágicas circunstancias. Sin embargo, reprobamos el énfasis dado por los mencionados medios de comunicación a la “raza negra” o a la “ascendencia magrebí” de las dos personas vinculadas a estos dos sucesos no relacionados entre sí, al tiempo que alertamos sobre el hecho de que esta insistencia no hace sino alimentar los odiosos estereotipos que equiparan inmigración con delincuencia y magrebíes con islamismo.

Además, resulta inadmisible que horas después de esclarecerse buena parte de lo ocurrido en ambos casos, el diario ABC identificara al “detenido por amenazar con colocar una bomba en el tren de Atocha” mediante una fotografía que en realidad correspondía a la del presunto homicida del policía arrollado en Embajadores (ver imagen).

Imagen 1

Foto y titular de la noticia sobre el suceso de Atocha de 2 de enero de 2015 publicada en la edición online del diario ABC.

 

¿Error humano o intoxicación mediática para sembrar confusión? A modo de corolario de los sucesos del 2 de enero, el mismo ABC abría el sábado su portada a toda página con un nuevo titular amarillista vaticinando nuevas “avalanchas diarias” de inmigrantes sin papeles en la frontera de Melilla (ver imagen).

Imagen 2

Portada del Periódico ABC, sábado 3 de enero de 2015

 

Desde SOS Racismo Madrid, sentimos preocupación por la insistencia de algunos medios en alimentar el miedo al extranjero, al inmigrante, al diferente, asociando de manera sistemática, con más o menos sutilezas, la llegada de inmigrantes y el origen geográfico o ascendencia de las personas (algunas arraigadas desde hace tiempo), con delincuencia, violencia e islamismo radical. Consideramos esencial la función social del periodismo de aportar datos exactos y contrastados y de favorecer la construcción de opiniones informadas, dejando de lado el sensacionalismo que, durante las últimas horas, ha impregnado las páginas de algunos medios de amplia difusión, generando miedo y odio.